Inteligencia Artificial que responde preguntas

Fuente: https://ift.tt/2tQFs2y Facebook compra a la compañía británica Bloomsbury IA, dedicada a la Inteligencia artificial para interpretar el lenguaje natural en textos escritos y hablados. Varios medios en el mundo han reseñado la noticia asumiendo que es un intento por combatir las noticias falsas “fake news”, para poderlas detectar dentro de la plataforma de Facebook. Pero el sistema de inteligencia artificial Bloomsbury está diseñado más bien para “estudiar” o leer textos y poder ofrecer respuestas a humanos acerca del texto que la inteligencia artificial ha leído y estudiado previamente, como un profesor que prepara una clase para sus alumnos estudiando previamente sobre una materia. Es, en resumidas cuentas, un sistema para responder preguntas. Capaz de identificar por ejemplo diversas preguntas con redacción diferente que merezcan la misma respuesta, o de encontrar respuestas que incluso sean evidentes para un humano, pero que sean invisibles para una máquina hasta hoy. A primera vista esta función suena muy interesante para centros de atención al cliente responder preguntas al modo robótico vía texto, posiblemente en chats de atención al público. Y la ventaja de esta inteligencia artificial está en comprender el lenguaje natural de los humanos, mucho más allá de poder interpretar algoritmos informáticos. Si una inteligencia artificial puede estudiar un manual de uso de un aparato, después podrá enseñarle a los humanos cómo funciona el aparato al responder preguntas puntuales y exactas de los humanos. De hecho, Bloomsbury tiene una extensión para el navegador Chrome que hace las veces de un “Control F súper-poderoso”, pues con él puedes abrir una página web y hacer una búsqueda formulando preguntas con la voz. El sistema contesta en voz alta con la respuesta tomada del texto, sin necesidad de leer todo el texto. Es lo más parecido a tener un experto a tu disposición para que te conteste lo que quieras saber. También tiene integración con Slack para responder preguntas en el chat. Formuladas en términos humanos de lenguaje natural. ¿Qué hace Bloomsbury AI? Esta es la traducción de lo que promete en su página web: “Hoy en día, gran parte del conocimiento del mundo se comunica a través del lenguaje natural, a través de documentos o del habla. El lenguaje natural es difícil de entender para las computadoras, por lo que la tecnología hasta ahora no ha podido brindar acceso inmediato y directo a este conocimiento, incluso con la búsqueda puede llevar demasiado tiempo, o puede ser demasiado difícil obtener las respuestas que necesitas justo cuando las necesitas. Nuestra misión es resolver este problema: todos deberían poder hacer cualquier pregunta y obtener la respuesta de inmediato. Comenzamos construyendo una Inteligencia Artificial que lee documentos de texto y responde preguntas sobre sus contenidos (llamada "Cape" o "Cabo"). Puede usar Cape en sus propios documentos o sitio web, de modo que los usuarios de su conocimiento puedan obtener respuestas inmediatas a sus preguntas. Vamos a usar lo que aprendamos de esta versión para mejorar nuestra IA, para que pueda responder más preguntas, incluso aquellas que requieren elementos de razonamiento y síntesis. Eventualmente queremos poder responder cualquier pregunta que requiera leer mejor que un humano”. Puestas así las cosas, es más sensato imaginar que Facebook integrando Bloomsbury estaría en condiciones de responder a preguntas como ¿Quién habló mal de mí la semana pasada en Facebook? Aunque es verdad que si logra interpretar los textos tal cual como lo hace uno humano, quizás esté en condiciones de identificar noticias o comentarios sospechosos de ser falsos o malintencionados; ya que la mala intención y el objetivo de promover el odio de muchos usuarios y Trolls en Facebook. Hasta ahora eso no es detectable por los sistemas digitales de procesamiento de texto y búsqueda de palabras prohibidas. Basta con cambiar una vocal o añadir un paréntesis para que la “policía automática de Facebook” ignore las palabrotas. Y por supuesto, solo los humanos contratados por Facebook para hacer “fact check” (verificar que las noticias sean ciertas) pueden detectar el sarcasmo, la ironía y la mala intención de campañas políticas y de otros tipos. Pero no hay suficientes humanos contratados por Facebook para controlar el tráfico total de la red. Y se supone que habrá cerca de 20 mil personas contratadas para eso. Bloomsbury podría ayudar para eso. Y seguramente para muchas cosas más. Suscríbete en YouTube y en ElSiglo21esHoy.com

Un aporte que alcance para...






RadioPublic

Entradas populares de este blog

Oír el podcast es fácil